ABDOMINOPLASTÍA (TUMMY TUCK)

¿Quiénes son los candidatos ideales?

Técnicas quirúrgicas

Período postoperatorio

Cómo programar un procedimiento

Fotos antes y después

Temas relacionados

Videos educativos para pacientes

En muchas personas sucede que al aumentar de peso durante tiempo prolongado o luego de uno o más embarazos la piel de la parte baja del abdomen se vuelve flácida en forma permanente debido a la distensión de los tejidos, daño de algunos componentes de la piel (en especial por las estrías). Esta situación en particular no es posible tratar con dietas, ejercicios, masaje ni terapias con láser, la única solución es remover la piel redundante en un procedimiento llamado abdominoplastía, también conocido como “tummy tuck”, realizado por un cirujano plástico. El resultado final es el aumento de la autoestima y la posibilidad de volver a usar traje de baño y una vida diaria más cómoda.

¿Quiénes son los candidatos ideales?

La abdominoplastía es un procedimiento bien tolerado pero que requiere una buena cooperación del paciente en cada etapa del proceso, desde la evaluación inicial hasta los controles postoperatorios. Los candidatos ideales son aquellos pacientes que tienen un exceso de piel del abdomen que no han logrado reducir con otros métodos y que desean una mejor imagen corporal o mayor comodidad en el diario vivir.

Técnicas quirúrgicas

Existen varias técnicas quirúrgicas, en la abdominoplastía clásica se retira la piel y tejido graso de la parte inferior del abdomen y los bordes quirúrgicos se aproximan suturando en varias capas la piel. También es necesario reposicionar el ombligo en su altura original para obtener el mejor resultado estético. En la mini-abdominoplastía la resección de piel es menor y el ombligo no se cambia de lugar, siendo una técnica reservada para personas con menor exceso de piel. A veces la abdominoplastía puede acompañarse de otros procedimientos como liposucción, aumento o reducción mamaria u otros procedimientos, pero esto depende del paciente, tipo de anestesia y cirujano.

Período postoperatorio

El paciente debe estar al menos un día en la clínica para el cuidado postoperatorio que en general es bien tolerado y muy poco dolor, que se maneja adecuadamente con analgésicos. A veces el cirujano plástico deja drenajes, que son tubos plásticos que permiten la salida de líquido bajo la herida quirúrgica con el fin de evitar su acumulación y que son retirados lo antes posible. Al ser dado de alta el paciente debe utilizar un traje elástico compresivo que se usa bajo la ropa y está especialmente diseñado para el paciente que ha sido operado de una abdominoplastía. Este traje se usa por algunas semanas y al cabo de tres o cuatro semanas el paciente puede también retomar ejercicios más intensos e incluso ir al gimnasio si es autorizado por su cirujano tratante, que lo ha ido controlando a través de su evolución postoperatoria. La vuelta al trabajo es rápida pero es conveniente tomar una o dos semanas de vacaciones para una recuperación más cómoda en su hogar.

Cómo programar un procedimiento

Programar el tratamiento es fácil luego de la evaluación por algunos de nuestros especialistas certificados en dermatología en alguno de nuestros centros ubicados en Queens, Long Island (Nassau County and Suffolk County), Bergen County, NJ, Union County, NJ y áreas cercanas (para una lista completa vea el marco inferior de la página).

FOTOS ANTES Y DESPUÉS

AntesDespués
AntesDespués
AntesDespués
AntesDespués
AntesDespués

TEMAS RELACIONADOS Y NUESTROS DOCTORES EN LAS NOTICIAS

VIDEOS EDUCATIVOS PARA PACIENTES