Facelift (Ritidectomía)

Cuándo es el momento de decidirse por un facelift?

Técnicas quirúrgicas

Recuperación

Cómo programar un procedimiento

Fotos antes y después

Entre los métodos disponibles para el rejuvenecimiento facial y del área del cuello se encuentran una amplia gama de métodos disponibles. En general, los métodos quirúrgicos como el facelift se reservan en la última etapa cuando el médico tratante nota que otros métodos probablemente no ofrecerán mayores ventajas al paciente. Un facelift consiste en remover el exceso de piel de la cara y parte superior del cuello mediante una incisión que casi siempre se ubica por delante de la oreja, y según la técnica puede extenderse un poco hacia arriba o abajo pero en una posición algo por detrás, de manera que la cicatriz se oculta lo mejor posible y una vez terminado el proceso de cicatrización es muy poco visible y en general no se nota. El resultado del facelif, cuando es realizado por un cirujano plástico certificado y entrenado para ello, es muy superior al de otros procedimientos de rejuvenecimiento facial disponibles y con resultados duraderos. Una vez finalizado el proceso de cicatrización también puede complementarse con geles de relleno dérmico para otorgar volumen en aquellas partes de la cara que han perdido colágeno y tejido graso bajo la piel con el paso del tiempo.

Cuándo es el momento de decidirse por un facelift?

El momento preciso de indicar un facelift es cuando el/la paciente presenta no sólo líneas de expresión y arrugas, pero también laxitud de la piel y caída de los tejidos, en especial del tercio medio de la cara. La mayoría de los pacientes tiene sobre 45 años pero el rango de edad cambia según cada persona y al daño de la piel al que ha sido expuesto previamente. Esta situación particular no puede corregirse con métodos no quirúrgicos y al ser una operación debe ser cuidadosamente evaluada por un profesional entrenado para ello, como un dermatólogo o directamente un cirujano plástico. Este último es quien realiza el facelift luego de evaluar al paciente, sus condiciones médicas asociadas y el resultado esperado según las características anatómicas presentes.

Técnicas quirúrgicas

La mayoría de las técnicas incluyen remover el exceso de piel de la cara en cada lado desde su parte lateral, es decir, por delante de la oreja, y además se realiza una resección limitada de una capa muy superficial de músculos que se ubican directamente debajo de la piel. La extensión de la incisión de la piel puede variar y pueden combinarse procedimientos como un lifting de la frente y del cuello según la necesidad del paciente para lograr mejores resultados.

Facelift clásico: La incisión, que se oculta lo mejor posible, abarca desde la región temporal en su parte superior (sienes), hasta por detrás del lóbulo de la oreja en su parte inferior, pasando por el borde anterior de la oreja.

Minifacelift: Incluye una incisión limitada por delante de la oreja, y se usa en aquellos pacientes cuyo principal problema es un exceso de piel, laxitud y arrugas del tercio medio de la cara.

Lifting del cuello: La incisión se alarga en su parte inferior, en la zona donde hay cabello por detrás y abajo de la oreja. Se indica en los casos con exceso de piel y arrugas de la parte superior y media del cuello.

Recuperación

El procedimiento puede realizarse con anestesia local y sedación, o bajo anestesia general según el paciente y el cirujano. Una vez terminado, el paciente se recupera en su habitación y en la mayoría de los casos puede volver a su hogar entre 24 y 48 horas de la operación usando un vendaje compresivo la primera semana. Es una cirugía bien tolerada que muchas veces no necesita de analgésicos de mayor potencia. El paciente debe hacer reposo en su hogar y asistir al control programado por su cirujano al cabo de algunos días. Al cabo de dos o tres semanas ya se pueden notar cambios importantes en el aspecto de la cara y el efecto de rejuvenecimiento.

Como en cualquier procedimiento quirúrgico existe el riesgo de infección local, sangrado, hematomas o pérdida parcial de piel, riesgos que se disminuyen al máximo con una buena técnica quirúrgica, selección de los pacientes y el seguimiento estricto de las indicaciones pre y postoperatorias que le ha entregado su cirujano plástico tratante.

Cómo programar un procedimiento

Si está interesado (a) en un procedimiento de facelift, contáctenos hoy para programar una consulta de evaluaciön con alguno de nuestros cirujanos plásticos certificados. Nuestras oficinas se encuentran ubicadas en varias ubicaciones tales como Queens, New York City y Bergen County entre otras.

 

 

FOTOS ANTES Y DESPUÉS

Facelift (Ritidectomía)

AntesDespués

TEMAS RELACIONADOS Y NUESTROS MÉDICOS EN LAS NOTICIAS

VEA NUESTRO FOLLETO SOBRE CIRUGÍA PLÁSTICA

VÍDEOS EDUCATIVOS PARA PACIENTES

NUESTRA BIBLIOTECA EDUCATIVA PARA PACIENTES