IMPLANTES FACIALES

Rellenos dérmicos

Lipoinyección

Cómo programar un tratamiento

La cara de cualquier persona puede dividirse en varias unidades estéticas que tienen características particulares, tanto en la calidad de la piel, grosor de ésta, cantidad de tejido adiposo bajo ella y el marco óseo en un plano más profundo. El ideal estético, es decir, lo que parece de mejor aspecto o es más bonito depende de muchos factores: Sexo, edad, etnia, constitución física y características del resto de las unidades estéticas, por ejemplo, una nariz pequeña o con un dorso muy recto no siempre se vería bien en todas las personas. Definir este ideal estético depende del paciente mismo pero también del consejo del cirujano plástico o dermatólogo que se ha dedicado al estudio de ello como parte de su especialización médica. Existen factores agregados que pueden cambiar la simetría o armonía de la cara y la relación entre las unidades estéticas, la principal son los cambios causados por el envejecimiento, en que ocurre una caída de los tejidos blandos como la piel, tejido graso y músculos, con una atrofia progresiva del componente óseo. Otros factores son enfermedades que afectan la simetría o la calidad de la piel y la cantidad de tejido graso bajo ella.

Entre las posibilidades de tratamiento se encuentra sustituir la pérdida de grosor de la piel y los tejidos bajo ella con rellenos dérmicos o con implantes o inyección de tejido adiposo (graso) bajo anestesia local y luego de un correcto planeamiento del procedimiento por su médico tratante.

Rellenos dérmicos

En el mercado existen muchos tipos de rellenos dérmicos, hasta ahora los más populares y de efecto demostrado son aquellos que contienen formas estabilizadas de ácido hialurónico, un componente natural de la piel y que se aplica a través de una inyección con anestesia local, con molestias mínimas para el paciente. El efecto de los rellenos dérmicos con ácido hialurónico, como por ejemplo Restylane ® y Juvederm ®, dura entre 6 y 18 meses, aunque estudios científicos han mostrado que también se estimula la producción local de ácido hialurónico por el propio cuerpo. Los rellenos dérmicos pueden ser aplicados en zonas superficiales bajo líneas de la piel pero también en partes más profundas, cerca de los músculos o huesos para mejorar el contorno facial, como en el dorso de la nariz, pómulos, mejillas, frente y mentón.

Lipoinyección

La lipoinyección consisten la aplicación de tejido graso en zonas más profundas de la cara para cambiar el contorno, rejuvenecer y reponer el tejido graso perdido. Habitualmente se obtiene tejido graso mediante una cánula bajo anestesia local en áreas con exceso de tejido graso como en partes alrededor del ombligo, glúteos o muslos de la pierna. El tejido adiposo se aísla y se prepara para su inyección en pómulos, mejillas, labios o mentón según sean las necesidades del paciente y lo que estime conveniente el médico tratante. Es importante hacer notar que puede ocurrir una pérdida parcial del tejido inyectado luego de algunos meses, lo que hace necesario una segunda sesión de tratamiento.

Cómo programar el tratamiento

Programar el tratamiento es fácil luego de la evaluación por algunos de nuestros especialistas certificados en dermatología en alguno de nuestros centros ubicados en Queens, Long Island (Nassau County and Suffolk County), New York City, Bergen County y áreas cercanas.

TEMAS RELACIONADOS Y NUESTROS DOCTORES EN LAS NOTICIAS

VEA NUESTRO FOLLETO ACERCA DE CIRUGÍA PLÁSTICA

VÍDEOS EDUCATIVOS PARA PACIENTES

NUESTRA BIBLIOTECA EDUCATIVA PARA PACIENTES