CIRUGÍA DE LA NARIZ (RINOPLASTÍA)

Anatomía básica de la nariz

Técnicas quirúrgicas

Recuperación

Candidatos ideales

Cómo programar un procedimiento

Fotos antes y después

La nariz y sus características son una parte esencial del aspecto de una persona, ayuda a definir su personalidad e incluso influye en la interacción con el resto de las personas. No existe un modelo ideal que defina la belleza ya que su forma y tamaño va en relación al resto de la cara, color de la piel y características étnicas que hacen de esa nariz el ser bonita o no. Es muy importante la percepción que el paciente mismo tenga de su nariz, mientras muchas personas se encuentran a gusto también existen otras que desearían cambiar algunos aspectos anatómicos para lograr mayor simetría, menor o mayor volumen o líneas más suaves. En estos casos la cirugía de la nariz o rinoplastia puede lograr el efecto deseado. La rinoplastia también es muy importante en devolver el aspecto normal de una nariz luego de un traumatismo o en asociación con el tratamiento de la desviación del tabique nasal (septoplastía).

Anatomía básica de la nariz

La forma y tamaño de la nariz son definidos por factores hereditarios o genéticos y también por acontecimientos durante la vida con traumatismos o enfermedades y cirugías previas. A nivel anatómico, la nariz y su forma resultante dependen de la piel y su grosor, en especial las capas profundas de ellas, y su esqueleto compuesto por cartílago y hueso, y que son los tejidos que tienen mayor modificación durante una rinoplastía. La nariz tiene forma de una pirámide, con su parte superior compuesta por el hueso nasal, y la base (2/3 inferiores) compuestos de cartílago, que se encuentran en la línea media formando el tabique nasal, y en las partes laterales (cartílagos alares), formando el ala de la nariz a cada lado. El tabique al medio y el ala en la parte lateral delimitan una fosa nasal. La columna de piel entre las dos fosas nasales y por debajo del tabique se denomina columela nasal. Debido a la inmensa variedad de detalles incluidos en la evaluación del paciente, sus características y necesidades, la rinoplastía tiene un gran componente de experiencia y arte del cirujano plástico tratante.

Técnicas quirúrgicas

Una rinoplastía puede realizarse con una técnica cerrada o abierta. Dependiendo de la extensión del procedimiento, además de anestesia local puede ser necesaria anestesia general, aunque esto se discute detalladamente con el cirujano tratante en forma previa.

En una rinoplastía cerrada, las incisiones para modelar la nariz, en especial el dorso o puente de la nariz, se realizan al interior de las fosas nasales, por lo que no se ven cicatrices luego de la operación.

En una rinoplastía abierta, parte de la incisión se realiza en la columela, donde es poco visible, y el resto dentro de las fosas nasales. En esta técnica pueden verse claramente todas las estructuras del esqueleto de la nariz y modificarlos en forma detallada. Se indica en aquellos pacientes en que debe modificarse también la punta de la nariz.

En ambas técnicas, al final de la operación se coloca un yeso o un molde plástico por algunos días para proteger la operación durante los primeros 7 a 14 días. Menores modificaciones no requieren de un molde. Para disminuir el sangrado postoperatorio se instalan tampones o esponjas especiales dentro de las fosas nasales, los que se retiran al cabo de dos a tres días.

Recuperación

La recuperación en general es bien tolerada cuando el paciente sabe qué esperar, la nariz puede estar inflamada durante las primeras dos semanas y al fin de este período también desaparecen los hematomas en las partes laterales de la nariz. Para acelerar la recuperación pueden requerirse de antiinflamatorios por algunos días y el paciente debe asistir a un par de controles postoperatorios para retirar tampones, aseo local, control de la evolución y responder cualquier duda del paciente. Los resultados se ven al cabo de dos a tres semanas pero el resultado final se ve al cabo de 3 a 4 meses. En cualquier caso, las actividades normales pueden reasumirse luego de 7 a 14 días dependiendo de la técnica usada.

Candidatos ideales

La evaluación del paciente en una rinoplastía es de extrema importancia, tanto en aspectos técnicos como emocionales. El candidato ideal es un paciente mayor de edad, con expectativas reales sobre lo que una rinoplastía puede lograr, al igual que entender la opinión del cirujano y llegar a un común acuerdo. El concepto más importante de una rinoplastía es lograr una nariz de mejor aspecto y adecuada al resto de la cara. De manera igualmente importante es poder seguir todas las indicaciones postoperatorias del cirujano para una recuperación ideal.

Cómo programar un procedimiento

Programar el tratamiento es fácil luego de la evaluación por algunos de nuestros especialistas certificados en dermatología en alguno de nuestros centros ubicados en Queens, Long Island (Nassau County and Suffolk County), New York City y áreas cercanas.

FOTOS ANTES Y DESPUÉS

AntesDespués

TEMAS RELACIONADOS Y NUESTROS DOCTORES EN LAS NOTICIAS

VEA NUESTRO FOLLETO SOBRE CIRUGÍA PLÁSTICA

VIDEOS EDUCATIVOS PARA PACIENTES

NUESTRA BIBLIOTECA EDUCATIVA PARA PACIENTES