LUNARES, NEVUS Y OTRAS LESIONES DE LA PIEL

Lunares (nevus)

Tumores de la piel

Lipomas

¿Cómo se evalúan las lesiones de la piel?

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Programar un tratamiento

La aparición de lesiones en la piel es un hecho extremadamente común en todas las personas. Estas lesiones pueden encontrarse en la superficie de la piel o bien palparse inmediatamente bajo ella. Naturalmente, cualquier lesión nueva o cambio del aspecto de una lesión antigua causa preocupación en el paciente y aunque la mayoría son cambios benignos de todas maneras debería ser evaluado por un especialista en dermatología.

Lunares (nevus)

Los lunares o nevus son tumores benignos de la piel, tienen pigmento café en la mayoría de los casos y están formados por acúmulos de células llamadas melanocitos, los que se encuentran en la epidermis o capa superficial de la piel. En muchos casos aparecen durante la infancia y permanecen presentes por el resto de la vida. En otras personas pueden aparecer en la etapa adulta. Pueden medir desde uno o dos milímetros de diámetro hasta varios centímetros y su coloración en general es café.

Es importante saber que con la exposición prolongada al sol durante la vida, la radiación ultravioleta puede dañar las células (melanocitos) y en algunos casos pueden pasar a ser un melanoma, que es un tumor maligno de la piel (cáncer de piel) de comportamiento bastante agresivo. Los melanomas también pueden aparecer en piel previamente sin lesiones y presentarse como una mancha de bordes y colores irregulares, que crece, pica o sangra. Cualquier cambio o lesión nueva de la piel debe ser evaluada por un dermatólogo ya que las lesiones que se extirpan en una etapa inicial tienen un buen pronóstico para el paciente.

Tumores de la piel

Existe una amplia gama de tumores benignos de la piel y que la afectan en distintas capas o profundidades, tales como lesiones nodulares o dermatofibromas, quistes sebáceos o pilomatrixomas, verrugas y apéndices cutáneos que pueden ser congénitos. La inmensa mayoría son benignos pero existen algunas lesiones malignas difíciles de diferenciar para el ojo no entrenado. El dermatólogo debe evaluar una lesión, en la mayoría el tratamiento es sólo observación pero en ciertos casos ante la sospecha de una lesión maligna debe realizarse una biopsia de piel. Un caso particular son los quistes, que son lesiones que contienen líquido, pus o secreción sebácea. En caso de estar infectados, con dolor y enrojecimiento de la piel, el tratamiento inicial es con antibióticos, drenaje mediante una punción o incisión y en forma posterior se realiza su extirpación o biopsia.

Lipomas

Los lipomas son tumores benignos de células grasas o adipocitos. Se encuentran en capas más profundas de la piel, son indoloros y tienen una consistencia blanda o gomosa. Se indica su extirpación en aquellos casos en que crezcan en forma rápida (para descartar su forma maligna o liposarcoma), duelan o causen molestias funcionales por su volumen o estéticas por su posición.

¿Cómo se evalúan las lesiones de la piel?

Las lesiones de la piel siempre deben evaluarse inicialmente por un dermatólogo, médico especializado en enfermedades de la piel. La evaluación consiste en un análisis de la historia y evolución de la lesión y la observación de ella con una lupa especial. También pueden utilizarse métodos alternativos para certificar el diagnóstico.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

En el caso de duda o sospecha de una lesión maligna o cáncer de piel, puede realizarse una biopsia, que consiste en retirar la lesión bajo anestesia local. Dependiendo de su tamaño y ubicación, el dermatólogo puede hacerlo en su consulta médica o puede requerir la asistencia de un cirujano plástico, el que puede extirpar la lesión en su consulta o en una sala de operaciones para minimizar las molestias del paciente. La mayor parte de los paciente puede volver a su casa inmediatamente y retornar luego de un par de días a sus actividades normales. El material biopsiado se envía a análisis con un médico patólogo que la observa bajo el microscopio y en 7 a 10 días los resultados se encuentran disponibles. El tratamiento a continuación depende del resultado de la biopsia.

Programar un tratamiento

Programar el tratamiento es fácil luego de la evaluación por algunos de nuestros especialistas certificados en dermatología en alguno de nuestros centros ubicados en Queens, Long Island (Nassau County and Suffolk County), New York City y áreas cercanas.

Melanoma